edicion 2013 


  • Susana Morán

 

 

La imagen por TV de dos reporteros que no podían hablar por el gas lacrimógeno durante el Golpe de Estado contra el expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram confirmó el rumbo que Susana Morán había prefigurado. En 1996, a los 14 años, había confiado su destino al oficio del periodismo. Con la decisión tomada, el resto vino en cascada: los cursos, los talleres, los libros. En la universidad, pensaba que la rama del periodismo escrito era la más apasionante. Aún se mantiene en ello. En el 2004, llegó al diario El Comercio de Quito, recién salida de las aulas y cuando el papel era la plataforma estrella. Pero la puerta que se le abrió fue al mundo digital. El descubrimiento de la web y de las redes sociales fue otra revelación para ella. Susana ganó en el 2011 los premios nacionales Jorge Mantilla Ortega y Fundamedios, en la categoría de periodismo digital, además de un reconocimiento de la Unión Nacional de Periodistas de Ecuador, en la categoría de Tecnologías de la Comunicación. Para Susana, soltera, 30 años, sonrisa frecuente, esas plataformas reivindican los valores del periodismo tradicional, pero lo dinamizan y lo complementan. En el 2012 dio su paso al papel. Y fue fascinante. Pero enseguida salió la beca para el curso Iberis y se fue a Madrid. Una auténtica aventura. La mejor hasta ahora.



VOLVER