edicion 2013 


  • Aneris Casasus

 

 

Aneris podría decir que siempre quiso ser periodista, que desde chiquita soñaba con eso, que nunca dudó de su vocación. Pero no sabe mentir. No le sale. Entonces es mejor decir la verdad. Cuando terminó la escuela sólo sabía que no quería ser ni médica, ni abogada, ni contadora. Casi por descarte se metió a estudiar Comunicación Social. Para eso dejó la casa de sus padres en Necochea y se mudó a Mar del Plata. No extrañaba demasiado su terruño porque ahí también estaba el mar. Después de algunos años, entró por primera vez a una redacción y se sorprendió de lo acertada que había resultado aquella elección improvisada algunos años atrás. Trabajó varios años en los diarios La Capital y El Atlántico de Mar del Plata y en el Semanario El Marplatense. Escribía, aprendía del error y se iba dando cuenta de que ya no se imaginaba haciendo otra cosa. En 2008 postuló a una beca para una maestría en periodismo en Buenos Aires y la ganó. Ahora la cosa sería más difícil: el mar estaría lejos. Pero no se doblegó por el cemento y cuando terminó el master decidió quedarse en esa ciudad que fascina y agobia. Desde entonces ha publicado sus textos en Clarín, Revista VIVA, Revista Noticias y Revista Nueva, entre otros. También ha colaborado con las revistas Sábado de El Mercurio y Antílope en Chile, y con el diario El Comercio de Perú. Desde 2010 es productora de los noticieros de la señal de cable Todo Noticias (TN), de Artear. Cuando la llamaron por teléfono para avisarle que había ganado la beca Iberis, Aneris gritó de felicidad. Esa noche reunió a sus amigos en su departamento de San Telmo y brindaron. Brindaron por lo buenas que pueden resultar las elecciones improvisadas. En Madrid trabajó en el diario ABC.



VOLVER